Escapada: Molino de la negra, dólmenes en la Ribera del Tajo

Por
10 Febrero 2017
Categoría: 
Noticias
Molino de la negra, dólmenes en la Ribera del Tajo

En este paraje representativo del bosque extremeño podemos encontrar uno de los conjuntos megalíticos más importantes de Europa. Entre alcornoques y robles se alzan los dólmenes de las Lanchas, Changarrilla, el Corchero, Huerta de las Monjas y Tapada del Anta.

La localidad de referencia para visitar estos magníficos monumentos neolíticos es la cacereña población de Valencia de Alcántara, en plena Sierra de San Pedro y en el Parque Natural del Tajo Internacional, un enclave natural único típicamente extremeño que ha sido declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica en 1992. 

Os proponemos para visitar los dólmenes la ruta de Molino de la Negra que además de ser muy cómoda porque es circular y empieza y acaba en Valencia de Alcántara se trata de un sendero que discurre muy próximo a cinco de estos megalitos, tan cerca de ellos como los doscientos metros que la separan del más grande: el denominado Tapada del Anta.

Muy cerca de él, podrás ver también el Lanchas, el Changarrilla, el Corchero o el llamado Huerta de las Monjas. En realidad, se trata de una estructura funeraria formada por 41 dólmenes y para poder visitar todos se han diseñado otras cinco rutas sobre las que te puedes informar en la Oficina Comarcal de Turismo.

Si te gusta combinar naturaleza y cultura no te pierdas la Iglesia gótica de Nuestra Señora de Rocamador donde se casó una de las hijas de los Reyes Católicos, evento histórico que se recuerda cada año con la celebración de “La Boda Regia”. Además, la judería de Valencia de Alcántara es una de las más grandes de la provincia de Cáceres.

Otro de los aspectos interesantes a la hora de decidirse a visitar esta localidad es su peculiar paisaje porque, además de los dólmenes, se asienta en lo que se conoce como “Batolito Granítico”, de naturaleza similar al de la madrileña Pedriza. Se trata de una ristra “de grandes “Canchales” graníticos con enormes bloques en bolas cubiertos de líquenes y musgos que dan un tono singular al paisaje”, en palabras del Ayuntamiento de Valencia de Alcántara.

Tampoco falta agua en la comarca. Su territorio está drenado por la Red fluvial del Tajo, y regado por el río Sever en el que se juntan  el Alburrel, el Alpotrel y el Avid. Quizás por eso hay una importante variedad de especies acuáticas ribereñas como nutrias, ranas, sapos, barbos, bogas, lucios, carpas o las típicas tencas.

Además, la Sierra de San Pedro es Zona de Especial Conservación y Zona de Especial Protección para Aves, porque en sus parajes paran ejemplares preciosos de águila imperial, águila culebrera, águila perdicera, buitres leonados, buitres negros, búhos reales, alimoches o lechuzas.

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.