Premios R 2013

Los Premios R nacieron en 2013 con el objetivo de reconocer iniciativas innovadoras en materia de reciclaje y sostenibilidad en diferentes ámbitos: empresarial, investigación, administración, periodismo y sociedad. Con esta iniciativa, Ecoembes quiere premiar a todos aquellos que con su labor cuidan del medio ambiente a través de la mejora, el fomento o la divulgación del reciclaje.

Se crearon cinco categorías para reconocer la labor de todos los implicados en la cadena del reciclaje y con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio de 2013, se entregaron los galardones de la I edición:

 

Mejor iniciativa empresarial, que reconocía casos de éxito en materia de ecodiseño de envases, es decir, en la fabricación de envases con menor huella ambiental. Los ganadores fueron Fontvella y Lanjarón, gracias al desarrollo de acciones significativas en materia de ecodiseño.

 

Mejor trabajo periodístico, destinado a periodistas que hayan contribuido a elevar el conocimiento de la sociedad sobre el reciclaje y la protección del medio ambiente. La ganadora fue Laura Martín de Compromiso Empresarial, gracias a su reportaje “Packaging sostenible: cambiar por fuera para cambiar por dentro” sobre las ventajas empresariales, sociales y ambientales de apostar por los embalajes sostenibles.

 

Mejor proyecto de investigación, en el que se reconocían investigaciones de cualquier disciplina científica que abordaran aspectos relacionados con el reciclaje. El ganador fue CSIC-CENIM, que está desarrollando una tecnología para recuperar fibras de carbono procedentes de residuos de la industria aeronáutica.

 

Mejor iniciativa de la administración, destinada a acciones comunicación y sensibilización puestas en marcha por entidades locales con el objetivo de informar a los ciudadanos y fomentar el reciclado de los envases. El ganador fue la Junta de Andalucía, con “Recapacicla” el programa de educación ambiental sobre reciclaje y residuos.

 

Mejor iniciativa ciudadana/social, en la que se premiaban proyectos que hubieran logrado mejorar la concienciación, la educación o la divulgación sobre el reciclaje y la sostenibilidad entre la sociedad. El ganador fue la Fundación APAI, que cuenta con un centro especial de empleo para personas con discapacidad intelectual donde les ayudan a desarrollar su autonomía personal y laboral a través de actividades como la producción artesanal de papel, la elaboración de productos artísticos derivados del mismo y la divulgación del aula didáctica “Papel artesanal, reciclaje y medio ambiente”.