Notas de prensa

El Gobierno del Principado de Asturias, Cogersa y Ecoembes refuerzan su compromiso por un Camino de Santiago libre de basuraleza y concienciado con el reciclaje

24/04/2019
El Gobierno del Principado de Asturias, Cogersa y Ecoembes refuerzan su compromiso por un Camino de Santiago libre de basuraleza y concienciado con el reciclaje
  • El objetivo de la campaña Camino del Reciclaje es proteger el entorno natural por el que transcurre la ruta Jacobea, facilitando al peregrino herramientas para poder reciclar y evitar arrojar residuos.

  • Para ello, se repartirán más de 140.000 bolsas reutilizables, 13.000 en Asturias, realizadas con PET reciclado.

  • La iniciativa cuenta con la colaboración de 39 albergues en Asturias, localizados en la web del Camino del Reciclaje.

El Gobierno del Principado de Asturias, Cogersa y Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, han puesto en marcha una nueva edición de Camino del Reciclaje, el proyecto ambiental que busca que los miles de peregrinos que anualmente recorren el Camino de Santiago puedan separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa, evitando así la basuraleza (residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza).

El viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández y el director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, Ángel Hervella; han participado esta mañana en el acto de presentación de la nueva edición del programa en la que todas entidades implicadas van a centrar sus esfuerzo en conseguir que el próximo Año Santo Compostelano, que será en 2021, sea el inicio de la época más sostenible y comprometida con el medio ambiente y el reciclaje de la historia de la ruta jacobea.

El elemento central de la campaña Camino del Reciclaje son los albergues en los cuales se facilita al peregrino las herramientas para poder reciclar y evitar la basuraleza. En Asturias se ha logrado la implicación de 39 ecoalbergues. Esta cifra llega en el conjunto de España a los 453, al considerar los de Castilla León, Galicia, Cantabria y La Rioja, donde también se desarrolla el proyecto. Además, como novedad este año, la campaña se ha extendido a hospedajes del Camino Inglés de Galicia y del Camino del Norte y el Camino Lebaniego en Cantabria.

En la edición pasada, entre los meses de junio y octubre, y gracias a la colaboración de los peregrinos y hospitaleros, se logró reciclar más de 20 toneladas de envases solo en Asturias, lo que supuso un 16,5% más que en 2017. De modo más concreto, los peregrinos depositaron 6.011 kg en el contenedor amarillo -destinado a los envases de plástico, latas y briks- y 14.005 kg en el azul -reservado a los envases de papel y cartón-.

Durante la presentación de la campaña, el viceconsejero de Medio Ambiente y vicepresidente de Cogersa ha destacado la importancia de este tipo de acciones de sensibilización y de colocación de contenedores de reciclaje en establecimientos de uso colectivo como los albergues. “Tienen un resultado muy positivo. Asturias es el paraíso natural y nuestros paisajes, que son uno de nuestros mayores activos, quedan muy deteriorados cuando arrojamos basura; por eso es importante que quienes nos visitan vean que hay recursos y medidas para no tirar residuos a la naturaleza y además para reciclar”.

Por su parte Ángel Hervella, director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, ha insistido en la importancia de continuar con este trabajo conjunto: “Queremos agradecer al Gobierno del Principado de Asturias, así como a Cogersa su colaboración con el proyecto Camino del Reciclaje para ayudarnos a mantener El Camino de Santiago, donde la naturaleza adquiere un protagonismo absoluto, libre de basuraleza. Gracias a la colaboración de las administraciones, los hospitaleros y los peregrinos vamos haciendo Camino para llegar al Año Jacobeo 2021 más sostenible y comprometido con el reciclaje de la historia”.

Novedades de la edición 2019: A.I.R-e, el bot peregrino del reciclaje y la Compostela del EcoPeregrino

La innovación es uno de los pilares esenciales en la actividad de Ecoembes y una herramienta para que el reciclaje siga avanzando en nuestro país. Este año también será clave en el Camino del Reciclaje y los peregrinos se encontrarán con un compañero de camino muy especial: A.I.R-e, el bot del reciclaje. Este bot peregrino que estará activo en la web Camino del Reciclaje al comenzar la campaña -mes de junio- ayudando a los EcoPeregrinos a resolver las dudas en torno al reciclaje que les puedan surgir en su viaje.

Otra de las novedades más destacables este año es la Compostela del EcoPeregrino, que nace con el objetivo de dar visibilidad a su compromiso con el reciclaje y su apuesta por mantener un camino libre de basuraleza y que, además, tiene premio. ¿Y qué mejor premio que devolverle a la naturaleza lo que un día perdió? Por cada persona que suba una foto de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podrán obtener en los albergues participantes del Camino Reciclaje durante los meses de junio a octubre) con el #EcoPeregrino en Instagram o Twitter, se plantará un árbol -especie autóctona- en nuestro país.

Equipamiento de los Ecoalbergues

Uno de los objetivos del Camino del Reciclaje es ayudar a los hospitaleros a que conviertan sus hospedajes en albergues sostenibles. Con esta finalidad se les entregará un kit con los diferentes materiales y con todas las instrucciones para explicarles detalladamente la campaña.

Además, todos los hospedajes participantes han sido equipados con una media de 2 a 4 cubos de reciclaje amarillos –donde se depositan los envases de plástico, latas y briks- y azules –destinados a los envases de papel y cartón- con un soporte cuyo objetivo será resolver las dudas que puedan tener los EcoPeregrinos en el momento de depositar los residuos gracias a A.I.R-E, el bot del reciclaje.

Por su parte, tanto Cogersa como los Ayuntamientos colaboran para dotar a todos los albergues de contenedores de reciclaje lo más cercanos posible.

Asimismo, con la finalidad de poder recopilar los datos de cuántos kilos se han reciclado y de realizar un recuento de las veces que vacían semanalmente las papeleras se entregará a los ecoalbergues un calendario que también incluirá ecoconsejos y los días clave para el medio ambiente. También se les equipará con pegatinas con ecotips como por ejemplo “Apaga la luz y enciende tu lado eco”, “Cierra el grifo ante el derroche de agua” o “Haz que el Camino sea circular. Reduce, reutiliza y recicla” con la finalidad de que el compromiso de los EcoPeregrinos vaya más allá del Camino.

Un peregrino misterioso visitará todos los albergues del proyecto para ser testigo de la implementación de estos materiales. Posteriormente Ecoembes sorteará una mejora sostenible para el albergue que haya demostrado su compromiso con los valores del Camino del Reciclaje demostrando así que es un auténtico Ecoalbergue.  

Reciclar es el Camino y ha venido para quedarse

Esta iniciativa, que nació en 2015 en Castilla y León y poco a poco se ha ido extendiendo a otras comunidades para reforzar el compromiso de Ecoembes con el reciclaje fuera del hogar, continuará ampliándose durante las próximas ediciones para conseguir que 2021 sea el Año Jacobeo con mayor tasa de reciclaje y más comprometido con el medio ambiente en la historia de El Camino de Santiago. Además, se completa con la web www.caminodelreciclaje.com, donde los peregrinos pueden consultar toda la información relacionada con los albergues (como su dirección exacta, teléfono o las plazas disponibles), descubrir consejos para hacer un Camino más sostenible, resolver sus dudas respecto al reciclaje, gracias a A.I.R-E, el bot del reciclaje o conocer la experiencia de otros peregrinos y de alguno de los ecohospitaleros que participan en el proyecto.

Toneladas recicladas en 2018 gracias al proyecto Camino del Reciclaje

Entre los meses de junio a octubre de 2018, y gracias a la colaboración de los peregrinos y hospitaleros, se reciclaron más de 248 toneladas de envases, lo que supone un 28% más que en el mismo periodo del año anterior. De modo más concreto, los caminantes depositaron 68.759 kg en el contenedor amarillo -destinado a los envases de plástico, latas y briks- y 179.335 kg en el azul -reservado a los envases de papel y cartón-.