Notas de prensa

Los peregrinos y hospitaleros del Camino de Santiago reciclan más de 142.500 kg de envases domésticos

27/11/2017
Los peregrinos y hospitaleros del Camino de Santiago reciclan más de 142.500 kg de envases domésticos
  • Su implicación en materia medioambiental les ha llevado a depositar 38.782 kg en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 103.776 kg en el azul (envases de papel y cartón).
  • En la iniciativa, desarrollada durante el pasado verano de la mano de Ecoembes, han participado cerca de 300 albergues de Galicia, Asturias y Castilla y León.
  • La campaña buscaba incentivar el reciclaje entre los caminantes y evitar así que los residuos queden abandonados en la naturaleza.

El Camino de Santiago es un espacio emblemático que trasciende al tiempo y a las personas. Miles de personas lo recorren cada año y disfrutan de la diversidad de su naturaleza. Por este motivo, Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases, puso en marcha durante el pasado verano la campaña Camino del Reciclaje, con la que pretendía que los miles de peregrinos que anualmente recorren la ruta tuviesen información y herramientas para poder separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa, evitando además que queden abandonados en la naturaleza.

Desarrollada en los tramos Francés y del Norte a su paso por Castilla y León, Asturias y Galicia, esta iniciativa ha hecho posible que peregrinos y hospitaleros hayan reciclado más de 142.500 kg de envases, de los que 38.782 kg corresponden a envases de plástico, latas y briks (contenedor amarillo) y 103.776 kg son envases papel y cartón (contenedor azul).

En este sentido, los peregrinos que han transitado por la ruta gallega del Camino han depositado más 74.150 kg de envases en los 146 hospedajes adheridos a la campaña a lo largo de las provincias de Lugo y A Coruña. Por su parte, en Castilla y León se han reciclado más de 55.750 kg de envases a través de los 107 albergues participantes de Burgos, Palencia y León; mientras que gracias a los 44 albergues adheridos en Asturias se han recuperado más de 12.600 kg de envases.

El papel fundamental de los albergues

En la puesta en marcha de esta acción, los albergues han desempeñado un papel esencial ya que han actuado como catalizadores del proyecto. Los caminantes utilizan estos centros a lo largo del recorrido, convirtiéndose en el lugar ideal donde depositar sus residuos.

Para ello, todos fueron equipados con puntos de reciclaje amarillos y azules. Asimismo, recibieron diferentes materiales, que incluían paneles explicativos en castellano e inglés para el correcto uso de los contenedores, en los que se explicaba qué tipo de envase corresponde a cada cubo, así como una guía sobre cómo reciclar correctamente. Por otro lado, se reconoció su implicación en el proyecto con la entrega de un distintivo que les identifica como ecoalbergue, y que podían colocar a la entrada del establecimiento como evidencia de su implicación en materia de reciclaje.  

Además, han sido los propios albergueros los encargados de animar a los caminantes a unirse a esta iniciativa, entregando para ello cerca de 62.000 ‘kits del peregrino’. Diseñados para facilitar el reciclaje de envases, estos kits estaban compuestos por una bolsa reutilizable con un mosquetón para colgar de la mochila, permitiendo de una manera sencilla el transporte de los residuos entre albergues y evitando así su abandono en la naturaleza –problemática conocida como littering–; un plano, que incluía tanto consejos didácticos para separar los residuos de la forma adecuada como un manifiesto que les animaba a mantener limpio el entorno y el aire a través del reciclaje,  y donde encontraban información sobre todos los albergues que participan en el proyecto así como la web del mismo (https://www.ecoembes.com/camino); y una pulsera identificativa, símbolo de su espíritu y vinculación como  ecoperegrinos.

Por otro lado, la colaboración de la administración autonómica ha resultado fundamental. Así, en el caso de Galicia, Camino del Reciclaje se ha desarrollado de forma conjunta con la Xunta de Galicia; en Asturias, el Gobierno del Principado de Asturias y el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) han sido las entidades colaboradoras, mientras que en Castilla y León, el apoyo de la Junta ha permitido fomentar la separación de residuos y el respeto a la naturaleza a lo largo del Camino de Santiago.

Camino del Reciclaje se enmarca dentro del compromiso de Ecoembes por llevar el reciclaje más allá del hogar y solventar el problema de littering que sufren algunos entornos naturales del país. El proyecto comenzó en 2015 en el trazado francés del Camino con la participación de más de 140 albergues de Castilla y León y, dado el éxito de la iniciativa, en 2016 se amplió a Galicia. En esta ocasión, como novedad, se ha incluido también un tramo del Camino del Norte, extendiéndose a Asturias y aumentando la red de albergues gallegos.

“Estamos muy satisfechos con la implicación y el compromiso con la naturaleza de los albergues y de los peregrinos. Ellos son los verdaderos protagonistas de este proyecto. La cantidad de envases recogidos así como el orgullo con el que los peregrinos llevaban la pulsera de ecoperegrino y compartían su experiencia en redes sociales, demuestra que cada día somos más los convencidos de lo importante que es reciclar y cuidar el medio ambiente para el futuro de nuestro planeta. Desde Ecoembes seguiremos trabajando para conservar la naturaleza, en este caso, el patrimonio natural único que rodea al Camino de Santiago”, asegura Nieves Rey, directora de Marketing y Comunicación Corporativa de Ecoembes.

Sobre Ecoembes

 

Ecoembes (www.ecoembes.com) es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) en toda España.

 

En 2016, se reciclaron más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y envases de cartón y papel en todo el territorio nacional, alcanzando una tasa de reciclado de 76%. Gracias a este porcentaje, se obtuvieron numerosos beneficios ambientales, como evitar la emisión de 1 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 7 millones de MWh, es decir, el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 700.000 hogares españoles. Asimismo, se ahorraron 20,1 millones de metros cúbicos de agua.