Preguntas frecuentes sobre...

 

El cumplimiento de la obligación de participar en el SIG corresponde a la empresa distribuidora, como titular de la marca de distribución bajo la que se comercializa el producto. No obstante, si el envasador se identifica de forma inequívoca con la leyenda Envasado por... identificándose con nombre, denominación social, NIF, marca o código de barras; corresponderá la obligación de contribuir al SIG al envasador y no al titular de la marca de distribución.

 

Las empresas que están obligadas a auditar sus cuentas anuales están obligadas a presentar un informe hecho por su auditor verificando que la declaración es correcta. En aquellas empresas que no están obligadas, desde Ecoembes realizamos de forma aleatoria auditorias para verificarlo.

 

Desglosado del resto de conceptos que integran una factura, si no supera el 1% del total de la factura se puede poner de forma global y si lo supera de forma individual.

 

Los envases SIG son aquellos por los que se cotiza al SIG (Ecoembes) y los envases NO SIG son aquellos por los que no se cotizan (envases comerciales e industriales no adheridos voluntariamente al SIG, envases reutilizables y envases puestos en el mercado a través del Sistema de Depósito, devolución y retorno).

 

Todo producto fabricado con materiales de cualquier naturaleza y que se utilice para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías, desde materias primas hasta artículos acabados, en cualquier fase de la cadena de fabricación, distribución y consumo. Ejemplos: caja de detergente, lata de sardinas, caja de turrones, etiquetas, pegatinas, blíster embutido, cuerda de jamón, alfiler de una camisa, bolsa de un solo uso, tapones...

 

Los envasadores remitirán la información antes del 28 de febrero del año siguiente a Ecoembes, quién a su vez, remitirá a las Comunidades Autónomas. Las empresas de nueva adhesión dispondrán de un mes de plazo desde la recepción del contrato firmado, para la entrega de sus declaraciones.

 

Fundamentalmente dos: Declaración Ordinaria (con el software que facilitamos desde Ecoembes) y Declaración Simplificada.

 

Es la información relativa a los envases de los productos puestos en el mercado nacional, que toda empresa adherida a Ecoembes deberá presentar anualmente. Esta declaración recoge el cálculo de la contribución económica al Sistema, respecto a los productos envasados comercializados por la empresa adherida.

 

Las sanciones económicas están especificadas en la Ley de Envases. Las impone la Administración y pueden llegar hasta los 600.000 €, dependiendo de si las infracciones son leves, graves o muy graves.

 

La aportación anual a los costes de gestión del SIG se devengará, con independencia de la fecha de comienzo de participación de la empresa adherida en el SIG, respecto de los productos comercializados durante los cuatro últimos ejercicios naturales anteriores al comienzo de su participación en el SIG.

 

Las empresas adheridas a través del SIG gestionado por Ecoembes, cumplen con las obligaciones de acuerdo a la Ley de envases y evitan el establecer un sistema propio de recuperación de envases. Además, desde Ecoembes canalizamos determinadas obligaciones de suministro de información a las Comunidades Autónomas.

 

Mediante la firma de un contrato de adhesión entre la empresa y Ecoembes, la primera se compromete a realizar una aportación de una cantidad por cada producto envasado y comercializado en el mercado nacional, aplicando las tarifas del punto verde que varían según tipo de material.

Más información aquí.

 

Los envases que se pongan en el mercado siendo susceptibles de ser adquiridos para su consumo por particulares, siempre y cuando la recogida de los residuos de envases generados corresponda a los Entes locales, se consideran envases domésticos y por tanto deben contribuir al SIG.

 

Por el contrario, quedan excluidos del ámbito de aplicación de la Ley, los envases industriales o comerciales, aquellos que sean de uso y consumo exclusivo en las industrias, comercios, servicios o explotaciones agrícolas y ganaderas y por lo tanto no son susceptibles de uso y consumo ordinario en los domicilios particulares.

 

  • Firma de los contratos.
  • Pago único de la cuota de adhesión.
  • Pago anual de los envases comercializados a través de la Declaración de Envases.
  • Entrega, si procede, del Informe de Procedimientos Acordados (elaborado por sus auditores y revisando la declaración de envases entregada).

 

La Ley de Envases obliga a los envasadores y comerciantes de productos envasados; cuando no sea posible identificar a los anteriores, a los responsables de la primera puesta en el mercado de los productos envasados.