Ahorra, reduce y recicla

12 propósitos ambientales para 2015

Por
07 Enero 2015
Categoría: 
Noticias
12 propósitos ambientales para 2015
  1. Y qué mejor forma que empezar el año reciclando. Deposita los envases de plástico, de metal y los briks de tus comidas navideñas en el contenedor amarillo y el papel de los regalos en el azul, y así durante todo el año como un hábito cotidiano para cuidar el medio ambiente.
  2. En casa no malgastes la luz, apaga las lámparas cada vez que salgas de la habitación y sustituye las bombillas por unas de bajo consumo o led, que necesitan menos electricidad para dar la misma luz.
  3. Mantén la temperatura de tu casa y en la oficina entre los 18 y 22 grados en invierno, regula los radiadores, coloca termostatos, aprovecha el calor y la luz natural abriendo cortinas y levantando persianas, y no vayas en manga corta en invierno por la casa, porque lo adecuado es vestir la ropa de cada estación y no subir la calefacción a los 25ºC.
  4. En verano, la temperatura ideal está entre los 24 y 26 grados. Para mantener la casa fresca utiliza toldos, persianas y cortinas; échalos durante el día y abre por las noches para aumentar el frescor. Apaga los aparatos climatizadores cuando las estancias se encuentran desocupadas, y desconecta el aire acondicionado si vas a abrir las ventanas.
  5. A la hora del baño, mejor una ducha, porque el agua es un recurso escaso. Llena el lavavajillas y la lavadora, y utiliza programas de ahorro de energía. El medio ambiente y tu bolsillo te lo agradecerán.
  6. Cuando vayas a hacer la compra fíjate en las etiquetas de los alimentos que vayas a adquirir. Si son de huertos o fábricas cercanas a tu domicilio, mucho mejor, porque ayudas a los productores locales y reduces la huella de CO2, al emplear menos transporte.
  7. Si te mueves por la ciudad, piensa si necesitas el coche para desplazarte. Con el transporte público ahorras tiempo, escapas de los atascos y evitas generar más contaminación.
  8. Y si estás en forma o quieres estarlo, opta por la bicicleta, una forma de moverte sin contaminar y muy sostenible. Incluso en ciudades con cuestas, no hay excusas con las bicicletas eléctricas.
  9. También es importante fijarse en las etiquetas de eficiencia energética si vas a comprar un electrodoméstico o un vehículo. Se agrupan en 7 niveles que van desde la A, las más eficiente, hasta la G de menor eficiencia. La utilización de un electrodoméstico G frente a un A supone un gasto energético 3 veces superior. A lo largo de toda la vida útil, uno de clase A puede suponer un ahorro de unos 800 euros.
  10. Nuestro décimo propósito es cuidar el medio ambiente cuando vayas al monte, a la playa o a visitar un espacio protegido. Llévate los residuos que generes y deposítalos para reciclar en los contenedores adecuados, y no molestes a la fauna y flora que veas (recuerda que estás en su hogar).
  11. De la misma forma, cuando salgas de casa no tires papeles por la calle ni los arrojes por la ventanilla del coche, a todos nos gusta vivir en ciudades limpias, y eso depende en gran medida de nosotros como ciudadanos.
  12. Y por último, dedica un poco de tu tiempo al medio ambiente. Hay muchos programas de voluntariado ambiental en los que te puedes apuntar. Aprenderás y contribuirás a dejar un planeta más saludable.

¡Feliz año 2015!

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.

Posts relacionados