Cinco ideas para unas navidades responsables

Por
21 Diciembre 2017
Categoría: 
Noticias
Cinco ideas para unas navidades responsables

Conocer cómo se ha hecho lo que compremos o regalemos estas Navidades, con qué material o dónde se ha fabricado es clave para cuidar al planeta y a todas las personas que lo habitamos.

Nuestro consumo no tiene porqué ser voraz con los recursos de la Tierra ni generar desigualdad social. Al contrario, nuestra forma de comprar puede ser sostenible y respetuoso con la naturaleza y ofrecer oportunidades a los que más complicado tienen el salir adelante. Estas Fiestas son una buena ocasión para empezar a consumir de otra manera, para cuidar el planeta y cuidarnos entre todos. Os damos unas ideas:

1.- También a granel o con bolsas reutilizables

Cuando compres trata de elegir también productos que te puedas llevar a granel. Llevar tu propia bolsa reutilizables puede facilitarte esta tarea.  Si compras productos envasados, recuerda siempre separarlos y depositarlos en el contenedor adecuado.

2.- Compra menos y mejor

Es mejor pensar primero y hacer una lista, porque así evitarás el desperdicio alimentario: entre octubre 2015 y septiembre 2016 los hogares españoles tiraron 24 millones de kilos semanales de alimentos en condiciones de ser consumidos, según el MAPAMA. Si eres una empresa o un establecimiento hostelero, el proyecto “Ni Las Migas” o Wakaiti te ayuda en esta tarea: a través de una aplicación móvil te pone en contacto con usuarios -“migueros”- que reservan tus productos excedentes a un precio menor que recogen en tu local a la hora indicada.

Pero hay muchas más formas de colaborar, ya seas particulares o empresas, como te cuenta la ONG Prosalus. Por ejemplo, Im-perfect es la primera marca española que elabora y comercializa productos alimentarios de alta calidad a partir de excedentes o fruta y verdura que ha sido desechados por su aspecto.

3.- Practica el consumo de proximidad

Se trata de desplazarte lo mínimo posible para consumir y a la vez elegir objetos o alimentos que son producidos cerca de ti. Así beneficias a los comerciantes de tu barrio, a los productores de tu provincia y evitas emisiones en el transporte de mercancías. Piensa que la huella ecológica de un producto implica a todos los pasos de la cadena, desde su origen hasta que deja de sernos útil. Así que todas las emisiones que se liberan a cuenta de este producto durante ese tiempo suman (o restan al medio ambiente, mejor dicho). Por ejemplo, el tiempo que tiene que estar refrigerado, si tiene que ser transportado en camión, barco o avión, etc.

4.- Apoya el comercio solidario y justo

Este sistema oferta productos procedentes de países en vías de desarrollo a través de canales de comercialización que garantizan que los beneficios de la venta recaen directamente sobre los productores y cumplen claros requisitos de sostenibilidad y de calidad, explican desde Ecodes. Algunas opciones son las tiendas de SETEM o de OXFAM.

5.- Aprende a leer la etiqueta

Una etiqueta con el “sello FAIRTRADE” señala que estás ante un producto procedente del comercio solidario. Para productos textiles puedes guiarte por tres principalmente: la etiqueta ecológica de la Unión Europea, Made in Green y Oko-Tex Standard 100. Si lo que quieres son objetos de papel o cartón, FSC y TCF deben ser tus aliadas. Si se trata de pescado, MSC y ASC (para pesca salvaje la primera y acuicultura la segunda). Hay mucho más ¡infórmate!

¡Y recuerda, cuando vayas de tiendas estas Fiestas trata de no moverte en coche, coge el metro o da un paseo, así restarás huella de carbono a tus compras!

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.