Me muevo pero no contamino

Por
29 Junio 2017
Categoría: 
Noticias

Proteger el medio ambiente, aumentar la calidad del aire, luchar contra el cambio climático y proteger el planeta también se consigue con movilidad sostenible: que los vehículos sean cada vez más ecológicos pero también que se fabriquen cada vez menos y se compartan más.

La movilidad sostenible es aquella que permite desplazarse con los mínimos impactos ambientales y territoriales, tal y como la define la Universidad Autónoma de Barcelona. Por eso, hay una especie de pirámide formada por las formas de movilidad, de más a menos contaminante (lógicamente, el movimiento más sostenible es el que no se produce).

En la cumbre de la pirámide estaría caminar, porque andar es más sostenible que montar en bici, que requiere un proceso de fabricación en el que se gastan materiales, agua y energía. Caminar es, sin duda, la mejor forma de moverse, tanto para el medio ambiente como para nuestra salud.

Siguiendo con esta “jerarquía en las formas de movernos”, montar en bici es más ecológico que ir en tren o en metro, que aunque estén electrificados funcionan con energía. Ya son muchas las ciudades que tienen servicios de bici pública y que están transformando su especio público para dar cabida a los carriles bici.

De la misma manera, el tren o el metro es un modo de trasladarse más ecológico que un vehículo eléctrico particular puesto que transporte a más personas al mismo tiempo. Y, por último, un vehículo eléctrico es más sostenible, sobre todo si se alimenta de electricidad generada con fuentes de energía renovables- que uno alimentado por combustibles fósiles.    

Y es que el transporte es la actividad que más energía primaria consume, una de las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero y de generación del ruido, como bien recuerda la UAM.

Por eso cada vez hay más modelos de vehículos eléctricos en el mercado y con mayor autonomía hasta 600 km aunque depende del modelo y además de las ayudas estatales a su compra, como el Plan Movea, cada Comunidad Autónoma les otorga unos ciertos privilegios en comparación con otros tipos de vehículos. Por ejemplo, a la hora de aparcar.

La UAM dice: “Un modelo de movilidad sostenible seria aquél en que los medios que menos energía consumen y menos emisiones producen por kilómetro recorrido y viajero transportado tuviesen más protagonismo (ir a pie, la bicicleta, el transporte colectivo y el coche compartido)”.

Y en esa dirección parece ir el futuro: hacia el coche compartido o carsharing, y eléctrico, claro. De hecho, el reciente Informe Global sobre Automoción 2017, elaborado por KPMG, afirma que el 59% de los directivos vaticinan que la mitad de los conductores no querrán tener un coche propio en 2025.

Según AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico, el carsharing es “un servicio de alquiler de coches, donde el usuario sólo paga por el tiempo que utiliza el vehículo”, con la ventaja de que su reserva se hace online y una vez registrado en el servicio tiene una tarjeta que le permite abrir y cerrar los vehículos y cogerlos y dejarlos en cualquier punto de la red que le convenga.

Es la máxima expresión de la economía circular, de manera que la propiedad de un bien en este caso un coche “circula” de unas manos a otras amortizando su vida útil.

Y es que, si nos paramos a pensar, de media en Europa un coche permanece aparcado el 92% del tiempo para transportar durante el 8% restante a una persona y media mientras que estacionado ocupa  al menos 12 metros cuadrados, de acuerdo con el informe “Growth within: A circular economy vision for a competitive Europe” de la consultora McKinsey & Company.

Añadir nuevo comentario

Información básica sobre el tratamiento de tus datos personales

¿Quién es el responsable de su tratamiento?

Ecoembalajes España, S.A.

Paseo de la Castellana 83-85, planta 11 - 28046 Madrid

seguridad@ecoembes.com.

¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?

  • Para validar la publicación del comentario en el blog: al enviar tus datos, das tu
    consentimiento para el tratamiento de los mismos para esta finalidad.
  • Resto de finalidades: Ver Política de Privacidad.

¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?

  • Autoridades reguladoras y de control, organismos públicos competentes,
    jueces y tribunales.
  • Terceros proveedores de servicios que tienen acceso a tus datos personales.

¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?

Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos
de oposición, acceso, portabilidad, rectificación, limitación, supresión de datos y a no ser objeto
de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos. Para ello 
debes remitir una comunicación por escrito a los Responsables a las direcciones indicadas.

¿Quieres más información?

Consulta la Política de Privacidad de Ecoembes.

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.