¿Sabes de dónde viene la electricidad que consumes?

Por
14 Febrero 2017
Categoría: 
Noticias
Dia mundial de la energía

La electricidad es un bien imprescindible para calentarnos, iluminarnos, poder trabajar interconectados o hacer que funcione un hospital o un aeropuerto. Hoy, Día Mundial de la Energía, vamos a pararnos a pensar qué ponemos en marcha cuando apretamos la llave de la luz.

Por las mañanas “me levanto y enciendo la luz, pero no tengo ni idea de dónde viene esa electricidad que estoy consumiendo”. Seguro que muchas veces te has hecho esta pregunta. ¿Dónde se produce esta electricidad? ¿Provoca los temidos efectos del cambio climático? ¿Qué puedo hacer para colaborar a tener una energía más verde?

Fíjate si es importante para el planeta de dónde viene la energía que consumimos que su producción y su utilización son responsables de aproximadamente el 80% de las emisiones procedentes de la Unión Europea.

Los gases de efecto invernadero se liberan a la atmósfera cuando quemamos carbón, petróleo o gas para producir electricidad. Por eso es tan importante acudir a fuentes de energía limpias, como las renovables, para luchar contra el cambio climático.

Para que te hagas una idea, el pasado mes de enero la fuente que más electricidad generó en España fue la nuclear, seguida del carbón. En concreto, un 22,2% y un 21,8% respectivamente.

De hecho, la nuclear ha sido durante los últimos seis años la tecnología que más energía ha aportado a nuestro sistema eléctrico. En España tenemos siete reactores operativos que producen energía a partir de la fisión de uranio.

La energía nuclear no emite CO2 pero en caso de accidente puede constituir un riesgo para la salud y el medio ambiente y por eso es fundamental velar por la seguridad en este tipo de centrales. Además, lo que sí generan son residuos radiactivos que tardan muchos años, cientos, en degradarse. 

El carbón se quema en las centrales térmicas convencionales, que también pueden usar gas o fueloil. Su combustión produce vapor que hace que se muevan las turbinas dando lugar a energía mecánica.

Siguiendo con las energías que nos abastecieron de electricidad el pasado mes de enero, en tercer lugar se situó la eólica, que aprovecha el viento y que aportó un 20,1% y después las centrales de ciclo combinado, que utilizan gas y que supusieron un 12,3% del total.

España tiene actualmente instalados 23.026 MW eólicos, sin embargo en los últimos tres años sólo se han instalado 65 MW y eso, que la eólica es una energía que no genera emisiones y abarata el precio de la luz: entre 2012 y 2015 ahorro a cada consumidor medio 227 euros. Ahora bien, también es cierto que no es continua en el sentido que no todos los días sopla el viento con la misma intensidad.

Esta fuente energética se explota en parques eólicos que puedan situarse en la tierra o en el mar y que agrupan varias unidades de aerogeneradores. El viento mueve sus hélices y, mediante un sistema mecánico, hace girar el rotor que produce energía eléctrica.

En cuanto a las centrales de ciclo combinado, utilizan dos tipos de turbinas: de gas y de vapor. Es decir, se trata de una tecnología que genera emisiones de gases de efecto invernadero, si bien sus emisiones de CO2 en relación a los kWh producidos son menos de la mitad que las que produce una central convencional de carbón.

El resto de la generación de electricidad producida en el mes de enero se debió, por un lado, a tecnologías renovables -como la solar fotovoltaica (0,6%), la solar térmica (1,8) y otras (1,4%)- y, por otro, a la hidráulica (8,5%), la cogeneración (10,1%) y los residuos (1,2%).

Si observamos el mix eléctrico de 2015 nuclear, carbón y eólica vuelven a ocupar, por ese orden los tres primeros puestos, seguidas de la hidráulica, térmica no renovable, ciclo combinado, solar fotovoltaica, solar termoeléctrica, otras renovables y residuos.

Para cumplir los compromisos del Acuerdo de París sobre cambio climático es imprescindible acometer una transición energética en el que las energías renovables cada vez tengan más peso sobre los combustibles fósiles. Tu puedes ayudar a que esto ocurra contratando electricidad cien por cien renovable y eligiendo medios de transporte que utilicen fuentes de energía limpias. 

¡Concentra tu energía en cuidar el planeta!

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.

Posts relacionados