Con un poco de imaginación, los residuos pueden cobrar una segunda vida más creativa y bella convirtiéndose en collares, pulseras, pendientes… En este taller, la diseñadora y artista Andrea Furlán nos enseñó cómo empleando para ello cámaras de bicicleta, envases de plástico, latas, six pack…

Tu basura es una joya