La economía circular en España

economía circular en España

La economía circular en España

La economía circular está cada vez más en boga. Investigadores, emprendedores, administraciones públicas o empresas la han incluido en su vocabulario diario, pero ¿de qué se trata?

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es definida como un nuevo sistema económico y social que tiene como objetivo “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía” según la Fundación para la Economía Circular.

La Economía circular es un modelo que prima el aprovechamiento de recursos y la reducción de las materias primas. Este sistema se convierte así en una alternativa al actual modelo de extracción, producción, consumo y eliminación, el modelo económico lineal.

Todos los procesos de fabricación de bienes o servicios implican un coste ambiental, tanto a la hora de producir como al acabar su ciclo de vida. Para minimizarlo, la economía circular aboga por la optimización de los materiales y residuos, alargando su vida útil. De este modo se huye del actual sistema lineal de ‘usar y tirar’ y se apuesta por otro respetuoso con el medio ambiente y basado en la prevención, la reutilización, reparación y reciclaje. Este modelo permite extender la vida útil de los productos y dotarlos de una segunda vida.

Para ello es necesario el concepto de las 7Rs, que los productos sean diseñados para ser reutilizados. El ecodiseño considera la variable ambiental como un criterio más a la hora de tomar decisiones en el proceso de diseño de los productos.

Con el modelo de producción actual estamos agotando nuestros recursos naturales, por lo que la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utilice y optimice los materiales y residuos, dándoles una segunda vida. Para tener un desarrollo sostenible, el producto debe ser diseñado para ser reutilizado y reciclado. Gracias al ecodiseño, desde la primera pieza hasta la última pueden reutilizarse o reciclarse una vez terminada su vida útil. 

Pero la Economía circular no afecta solo a los envases y al gran consumo si no también a otros sectores como la construcción (en los estudios del ciclo de vida de los materiales y en el uso optimizado de los espacios construidos), en la gestión del agua (con procesos de mejora y reutilización) o la movilidad (análisis de los costes de un vehículo en relación a su vida útil y los tiempos de uso).

La economía circular trata de convertir los residuos en nuevas materias primas. Y además, generar empleo en el contexto de la llamada economía verde. La impulsora de este modelo fue Ellen MacArthur y así explica cómo funciona este modelo en el siguiente vídeo de su fundación por la economía circular.

Actualmente, Europa genera más de 2,5 millones de toneladas de residuos al año. En el caso de las ciudades, caracterizadas por un estilo de vida que ha evolucionado hacia una sociedad de puro consumo, cada español genera una media de 460 kg de residuos urbanos, es decir, seis veces más que su peso medio.

Para conseguir que la unión europea utilice eficazmente sus residuos, el Parlamento Europeo ha aprobado una serie de medidas para que se ponga en marcha la economía circular. Esta hoja de ruta en el que se recicla en vez de tirar, plantea unos objetivos de reciclado que, en el caso de los envases plásticos, se sitúa entre el 55 y 60% en 2025.

El Parlamento señala que en una economía circular, al contrario que en la basada en el principio de ‘usar y tirar’, el ciclo de vida de los productos se extiende gracias a un mejor ecodiseño que facilita las reparaciones, la reutilización y la refabricación de viejos productos. 

Ecoembes en la Economía Circular

Dentro de la apuesta de Ecoembes por la economía circular, en mayo de 2017 surgió TheCircularLab, el primer centro de innovación sobre esta materia en Europa. Un laboratorio que, mediante investigación colaborativa, estudia, prueba y aglutina las mejores prácticas y líneas de innovación en el ámbito de los envases y su reciclado.

En TheCircularLab trabajamos para alcanzar un modelo de sociedad en la que el reciclaje y la sostenibilidad estén integrados en el día a día. Situado en Logroño, este centro de investigación analiza todas las fases del ciclo de vida de los productos y envases: la recepción, diseño e incluso la reintroducción al ciclo de consumo a través de nuevos productos, trabajando en cuatro áreas de investigación muy diferenciadas.

Cada año trabajamos con las empresas para promover y poner en marcha acciones de ecodiseño e impulsar la fabricación de envases más sostenibles, como el nuevo envase bio bio.

Durante el primer año del PEP 2018-2020, 2.179 empresas implantaron 3.653 medidas de ecodiseño y desde que comenzamos a trabajar en los Planes Empresariales de Prevención las medidas de ecodiseño ascienden a 48.819. Esto ha permitido generar un ahorro de más de 528,691 toneladas de materias primas.

Es por eso que Ecoembes apuesta de forma clara por la innovación como proceso de mejora continua. Conoce nuestras lineas de innovación en materia de ecodiseño, materiales, ciclo de vida de los productos, etc.

TheCircularLab

Innovación en Ecoembes